En esencia, no podés restringir a un Classic. Ya sea absoluto, sin límites, audaz o inesperado; siempre es un Classic.