alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
Tech / enero 2016
Mattie Schuler, Contributor

Manteniéndote en Forma y Saludable Durante la Jornada Laboral

Tortícolis, dolores de espalda, sensación general de entumecimiento... mantenernos sentados durante horas en la oficina no le está haciendo nada bien a nuestros cuerpos.

De acuerdo a la Clínica Mayo, existen investigaciones que muestran que mantenerse sentado durante períodos prolongados de tiempo (en la oficina, frente a la TV, conduciendo durante mucho tiempo, etc.) está vinculado a una gran cantidad de efectos negativos en el cuerpo, incluyendo: mayor probabilidad de sufrir obesidad, hipertensión, alto nivel de azúcar en la sangre, así como también un mayor riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares y una esperanza de vida más corta.

No importa cuál sea tu ejercicio de elección, mantenerse activo incluso durante cortos períodos de tiempo a lo largo del día puede ayudar a revertir estos efectos. Mantenerse en forma mientras se está en la oficina puede resultar en algo simple y discreto, o se puede transformar en un descanso divertido y amistoso para toda la oficina. A continuación te presentamos cinco formas simples y fáciles para poner tu cuerpo en movimiento y elevar tu nivel de energía.

Ponte de Pie

Usar una pelota de equilibrio como silla activa los músculos de tu tronco más de lo que lo hace una silla regular, pero para realmente eliminar todo el tiempo que pasas sentado, invierte en un stand-up desk o en un escritorio convertible. De acuerdo a un estudio presentado en el British Journal of Sports Medicine, los trabajadores que normalmente se desempeñan sentados ante un escritorio deben ponerse de pie o participar en actividades físicas ligeras durante dos horas al día, y lentamente ir aumentando el tiempo que pasan de pie hasta llegar a cuatro horas, durante un período de tiempo gradual.

Entre las opciones se incluyen puestos de trabajo convertibles que se puedan mover hacia arriba y abajo, dependiendo del gusto del trabajador, así como también dispositivos con estantes que se puedan apoyar sobre un escritorio regular para hacerlo más alto. (También puedes fabricar uno por tu cuenta usando cajas o libros de gran tamaño). Para elevar el factor fitness un poco más, prueba con una tabla de equilibrio (balance board) que puedas usar en la oficina, así no solo te mantendrás de pie durante todo el día, sino que también estarás trabajando tu tronco y tu capacidad para mantener el equilibrio.

Siéntate Correctamente

Ponerte de pie y caminar por la oficina puede ayudar, pero hay momentos en los que debemos estar sentados. Mantén tu silla a una altura en la que tus pies se apoyen por completo en el suelo, tus rodillas y caderas se encuentren en un ángulo de 90 grados y la parte baja de tu columna permanezca apoyada contra el respaldar de la silla.

Almuerzo en Movimiento

Tómate tu hora de almuerzo, pero hazlo para ir al gimnasio; siempre podrás comer algo más tarde mientras trabajas, pero para entonces ya habrás maximizado el tiempo para ejercitarte un poco. Sal a dar una caminata o aprovecha el tiempo participando de una clase de yoga en un studio cerca de tu trabajo. También podrás bajar el consumo de café, porque ponerte en movimiento te cargará de energías para el resto del día, como también lo hará el hecho de salir un poco para tomar aire fresco.

Camina Más

Siempre que puedas, trata de caminar un poco más. Cuando tengas que ir al baño, ve al que tengas más lejos, usa las escaleras en vez del elevador, o camina hasta la oficina o puesto de trabajo de tu compañero en vez de enviarle un email. Trata de realizar tus reuniones fuera de la oficina o sal para tener una "reunión caminando" siempre que puedas.Diversos estudios han demostrado que la producción creativa aumenta un 60 por ciento en promedio cuando una persona camina, en comparación a cuando se está sentado. ¿Cuántas más razones necesitas? ¡Hola, ascenso!

Estira Más

Así como necesitas tomar pequeños descansos para ponerte de pie y caminar, también incorpora descansos para estirar. Estos pueden ser tan simples como unos cuantos movimientos giratorios de cuello y hombros, estiramientos de hombros cruzando los brazos por delante del cuerpo, o un movimiento para abrir el pecho/los hombros entrelazando las manos y estirando los brazos hacia atrás. Para estiramientos más largos, siéntate con una pierna cruzada sobre la otra e inclínate hacia adelante para obtener un estiramiento de cadera, glúteos y parte baja de la espalda (similar a una postura de 4), o extiende tus piernas hacia el frente de tu silla e inclínate hacia adelante para estirar tus tendones de la corva. Si te olvidas de realizar estiramientos cada tanto, utiliza el temporizador de tu celular o una aplicación como por ejemplo Stand Up!, un temporizador para utilizarlo en el trabajo que te recuerda tomar descansos y moverte un poco.

Descansos de Fitness

Si tu oficina es un lugar de trabajo más relajado, puedes proponer realizar un Viernes de Fitness donde en cada hora se realiza una competencia de push-ups, wall sit o sentadillas. Si buscas algo un poco más discreto, cruza tus piernas y pies manteniéndote en tu silla. Con tus manos apoyadas en los apoyabrazos de la silla, contrae tu torso y empújate hacia arriba, elevando tu cuerpo de la silla; mantente así todo el tiempo que puedas, y repite cinco veces para poner a trabajar en serio los músculos de tu tronco. Para tu piernas, siéntate erguido, extiende una pierna hacia adelante y levántala frente a ti, activando tus músculos cuádriceps. Mantente así durante unos segundos, luego levanta tu pierna un poco más y sostenla otra vez en esa posición. Repite con cada pierna hasta que los músculos de tus piernas empiecen a temblar.

Tech / enero 2016
Mattie Schuler, Contributor
Etiquetas