alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
CrossFit® / mayo 2017
Maureen Quirk, Global Newsroom

4 trucos para atarte el pelo que usan las profesionales

Saltás la soga y hacés los saltos dobles como toda una campeona. Pero con cada vuelta y cada salto, sentís que la colita se deshace cada vez más.

A las mujeres con pelo largo, esto les va a resultar familiar. Es uno de los problemas más comunes en el gimnasio.

“Durante un entrenamiento o competencia, lo más importante sobre mi pelo es que se mantenga en su lugar, haga el movimiento que haga”, dice la bicampeona de los Juegos Reebok CrossFit, Katrin Davidsdottir, quien confiesa que incluso las atletas de élite se identifican con esta lucha.

“No querés que el pelo se te caiga sobre la cara y te distraiga de tu objetivo principal. Te esforzaste demasiado como para que te pase algo así”.

Davidsdottir y su compatriota de Islandia, la potencista de élite, Anna Arnadottir, trabajaron de la mano de la estilista de Boston Dianna Quagenti para crear y poner a prueba peinados diseñados específicamente para los movimientos más difíciles del gimnasio.

1. Saltos dobles: doble colita

workout-hair-double-unders

workout-hair-double-unders-gif

Hay pocos movimientos que les causen a las mujeres más dolores de cabeza o cabezas despeinadas que los saltos dobles. Para combatir este mal, optá por una colita más baja y así vas a evitar los deslizamientos y te vas a asegurar de que cada mechón se mantenga en su lugar. Al crear burbujas en el pelo, lográs precisamente eso.

Hacelo vos misma: Empezá con una pequeña sección de cabello en la parte delantera central de la cabeza y hacete una cola de caballo. Tirá el pelo hacia adelante para soltarlo un poco y crear la primera “burbuja”. Repetí lo mismo a medida que vayas bajando a lo largo de toda la cabeza, atando una cola de caballo con la próxima. Enfocate en tirar de los bordes exteriores de cada cola de caballo para crear las burbujas sin deshacer el peinado. Continuá este proceso hasta atar todo el pelo. 

2. Sentadillas: moños trenzados

workout-hair-back-squats

workout-hair-back-squats-gif

Al hacer sentadillas, la barra descansa sobre la parte superior de la espalda, detrás de los hombros. Para las mujeres con pelo largo, esto implica recurrir de inmediato a un peinado de moño alto. Si buscás algo más divertido, probá con dos moños.

Hacelo vos misma: Dividí el cabello en el centro y hacete dos colas de caballo. Divide cada una en secciones. Trenzá cada sección y aseguralas con colitas. Envolvé las trenzas alrededor de la base de las colas de caballo en direcciones opuestas, y atalas y aseguralas con invisibles de ser necesario.

3. Flexiones verticales: Cola de caballo con trenza francesa

workout-hair-handstand-pushups

workout-hair-handstand-pushups-gif

Las flexiones de cabeza, o flexiones verticales, arruinan los peinados cada dos por tres. Con cada repetición del movimiento, la cabeza toca el piso y el cabello se va despeinando, encrespando y llenando de estática. La mejor manera de evitarlo es recogerlo en una trenza francesa hasta la coronilla, así es más difícil que el pelo se alborote.

Hacelo vos misma: Empezá a armar una trenza francesa en el centro de la cabeza, cerca de la frente. Al trenzar, mantené las manos elevadas para darle algo de altura a la trenza. Trenzá hasta la coronilla y atá el pelo con una colita. Abrí la trenza separándola un poco. Atá el resto del pelo en una cola de caballo alta unida a la trenza. 

4. Balanceo con pesas rusas: cola de caballo con trenza espiga estilizada

workout-hair-kettlebell-swings

workout-hair-kettlebell-swings-gif

Al balancear las pesas rusas, las movemos hacia arriba y hacia abajo, y el pelo se mueve con ellas. Mirá a una mujer haciendo una serie de este movimiento y vas a notar que es difícil ignorar cómo se mueve la colita de un lado a otro en cada repetición. Por eso, es crucial optar por una cola de caballo estilizada que se mantenga peinada. He aquí el rol fundamental de la trenza de espiga.

Hacelo vos misma: Peiná y juntá todo el cabello en una cola de caballo alta y atalo con una colita antideslizante. Tomá una sección de cabello de la parte inferior de la cola de caballo y envolvela firmemente alrededor de la colita, asegurándola con un invisible. Armá una trenza de espiga y asegurala con una colita.

¿Cuál es tu peinado favorito para entrenar? Escribinos a @reebokwomen y contanos.

CrossFit® / mayo 2017
Maureen Quirk, Global Newsroom
Etiquetas