alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Running / junio 2017
Natalie Chladek, Global Newsroom

Aprendé entrenamientos de agilidad de los pies más rápidos del mundo

A Luis Badillo Jr. le lleva solo cuatro segundos completar una escalera de agilidad de 5 metros: verlo hacer un pique es un espectáculo de velocidad y atletismo que deja a la gente con la boca abierta.

Conocido por tener los pies más rápidos del mundo, este velocista es famoso por haber entrenado a estrellas de la NBA, de la NFL y también de fútbol para mejorar su velocidad y agilidad, y ahora comparte con nosotros algunos de sus mejores consejos.

Badillo no siempre fue un monstruo de la velocidad.  De hecho, empezó a hacer entrenamientos de velocidad y agilidad para ponerse en forma.  Aburrido de ir al gimnasio, el atleta que vive en Miami decidió trasladar sus entrenamientos a parques de la localidad y usar el entorno para realizar trayectos de agilidad. 

"El gimnasio está en todas partes", comenta.  "Me aburrí de las rutinas tradicionales en los gimnasios que no me permitían ser creativo, así que decidí entrenar afuera".

Si bien Badillo no deja de sorprender a sus 324 000 seguidores de Instagram con sus hazañas de velocidad, es entrenar a otros lo que lo impulsa a mejorar sus habilidades.

"Cuando alguno de mis atletas me llama, me escribe un correo o un mensaje de texto para contarme que superó a algún defensor, o que logró hacer un movimiento que no había hecho antes de entrenar conmigo, sé que ese es el motivo por el cual hago todo esto", explica.

"A fin de cuentas, mi intención es ayudar a otros atletas a mejorar.  Trato de ayudar a las personas a ser más rápidos, más ágiles y a afianzar su habilidad para trabajar con los pies". 

Para estos entrenamientos, hay que usar un calzado para correr ligero como las ZPrint Run Ultraknit,que son lo bastante ligeras para darte velocidad, pero que a la vez ofrece el agarre necesario para cambiar de dirección rápidamente.

"Que el calzado sea ligero es importante para poder moverme con rapidez sin que el peso interfiera", dice Badillo.  "También necesito tracción que me brinde la estabilidad y versatilidad que requiero para realizar diferentes tipos de entrenamientos".

Poné a prueba tu velocidad con estos consejos exclusivos de Badillo:

1. Entrenamiento con escalera

El entrenamiento con escalera te ayuda a desarrollar coordinación y ritmo. 

Para realizar el entrenamiento, colocá ambos pies dentro de la escalera y luego fuera.  Repetí en la próxima sección, y andá recorriendo todas las secciones con los dos pies adentro y luego afuera hasta terminar la escalera.

"No hay que abrir demasiado los pies al pisar afuera ya que eso hace que uno vaya más despacio", explica Badillo.  "Es mejor mantener la abertura de los pies lo más cercana posible al ancho de los hombros".

Además, hay que tratar de pisar siempre con la punta de los pies y enfocar la energía en los pies y manos para ayudarte a avanzar por la escalera rápidamente.

2. Entrenamiento con valla baja

El entrenamiento con valla baja aumenta la explosividad del despegue del piso.  Parate en un lado y pasa por encima de la valla con un pie a la vez, repetí el movimiento una y otra vez lo más rápido que puedas.

"Es muy importante usar las manos en el entrenamiento de valla baja", dice Badillo.  "Hay que usarlas para empujarse y elevarse del piso lo más rápido posible".

La mayoría de las vallas tiene una altura de 9 a 23 cm; mientras más alta sea la valla, más vas a tener que impulsarte con los brazos. 

Además, mantené los pies lo más bajo posible para no perder tiempo dando trancos. 

3. Entrenamiento de agilidad combinado

En este entrenamiento combinamos todo.  Usá una escalera, unos conos y una valla para diseñar un entrenamiento de agilidad más largo y complicado, el cual lleva entre 15 y 20 segundos. 

No importa cómo armes el trayecto, mantenete sobre la punta de los pies y da pasos bajos y pequeños.

"Esto es para atletas más avanzados, que ya hayan dominado los entrenamientos anteriores", explica Badillo.  "Este entrenamiento se enfoca en forzar al atleta a ejecutar el ejercicio lo más rápido posible en cualquier dirección: adelante, atrás, a los lados".

Con este entrenamiento se trabaja prácticamente todo, incluida la explosividad, la resistencia, la coordinación del ritmo y la reactividad.  Cuando se practica lo suficiente, sos capaz de reaccionar intuitivamente en vez de pensar cada paso que das al avanzar.

Agregar estos entrenamientos a la rutina de ejercicios te va a ayudar a convertirte en un atleta más ágil, veloz y versátil.

¿Pusiste a prueba algunos de los consejos de entrenamiento de Badillo?  ¡Escribí a @Reebok!  

Running / junio 2017
Natalie Chladek, Global Newsroom
Etiquetas