alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Running / octubre 2017
Ali Cerasuolo, Global Newsroom

El entrenamiento musical que estabas esperando

Hace tiempo que esperábamos este nuevo disco, desde "1989" para ser exactos. Y ahora que ya está aquí, nos estamos preparando para disfrutarlo al máximo.

Nuestra estrella de música country preferida, ahora convertida en toda una princesa del pop, ha decidido deleitarnos de nuevo con su genialidad musical y... miren lo que nos hizo hacer.

Para que le saques el mayor provecho al nuevo disco, nos aliamos con la entrenadora Kendall Janicolapara crear un entrenamiento que te permita cantar a todo pulmón y superar exitosamente tu rutina de ejercicios (y ruptura amorosa o etapa de venganza). Llamalo como prefieras.

"¡No me imagino entrenando sin música!", dice Janicola. Todos coincidimos en que unas buenas canciones hacen que entrenar sea mil veces mejor, y Janicola está lista para mostrarte las maravillas que podés lograr con unos simples movimientos basados en tu peso corporal.

"La música me lleva a otro mundo, y me permite concentrarme únicamente en mi entrenamiento", dice. "También me da la energía y la seguridad que necesito para retar a mi cuerpo y esforzarme más de lo que lo haría si entrenara en silencio".

Contar con la banda sonora adecuada para amenizar la rutina puede hacer una gran diferencia. Escuchar la música indicada hace desaparecer cualquier sentimiento negativo y te ayuda a superar las sesiones de entrenamiento intensas como esta.

"Los movimientos de acondicionamiento físico te mantienen en forma, ya que entrenan al corazón y los pulmones para que le suministren suficiente oxígeno al cuerpo", dice Janicola. “Elevar el ritmo cardíaco de forma acelerada haciendo burpees, por ejemplo, ayuda a quemar muchísimas calorías y a desarrollar músculos". 

"Combinar este tipo de ejercicios con entrenamientos de fuerza es la clave para el éxito en todas tus funciones diarias, como subir escaleras".

Este entrenamiento combina ejercicios de fuerza con movimientos de acondicionamiento físico para crear una rutina digna de una estrella del pop. Que empiecen las letras de amor, las menciones a las amigas y las referencias a las historias de venganza: vamos con todo. 

1. Cada vez que hable sobre hacer algo malo, hacé 10 rodillas al pecho.

Rodillas al pecho: Sin desplazarte, hacé como si fueras a correr y elevá las rodillas llevándolas tan cerca del pecho como puedas, una a la vez. Intentá moverte lo más rápido posible. 

2. Cada vez que diga la palabra “gorgeous” (‘espectacular’ en español), hacé tres sentadillas con salto.

Sentadillas con salto: Empezá con los pies justo debajo de la cadera. Manteniendo el pecho erguido, hacé una sentadilla y luego saltá lo más alto que puedas. Volvé a la posición de sentadilla. Asegurate de que la cadera llegue más abajo que las rodillas al bajar. 

3. Cada vez que hable de escapar en un auto (getaway car), hacé 5 escaladores.

Escaladores: Partiendo de una plancha alta, llevá cada pierna hacia el pecho. La clave para sacarle provecho al escalador es mantener la cadera abajo y los hombros alineados con las muñecas.

4. Cada vez que hable sobre por qué no se pueden tener cosas bonitas (nice things), hacé tres burpees.

Burpees: Flexionate hacia adelante hasta apoyar las manos en el suelo, frente a vos. En un salto, llevá ambos pies hacia atrás a la vez que dejás caer el pecho al suelo. Con otro salto, volvé a llevar los pies hacia los manos, y terminá con un brinco explosivo con las manos sobre la cabeza. 

5. Cada vez que mencione algo sobre su reputación, hacé tres patinadores.

Patinadoress: Con las rodillas semiflexionadas, saltá hacia tu izquierda y aterrizá con el pie izquierdo. Llevá la pierna derecha detrás del talón, sin apoyarla en el piso. Tocate el pie izquierdo con la mano derecha y mantenete abajo. Ahora hacé lo mismo pero hacia la derecha. 

6. Cada vez que diga “Don’t blame me” (‘no me culpen’ en español), hacé saltos de canguro durante un minuto.

Saltos de canguro: Parate con los pies juntos. Saltá lo más alto que puedas, llevando las rodillas al pecho. Asegurate de caer con las rodillas flexionadas para quedar lista para el próximo salto.

¿Qué tal te parecieron estos movimientos? ¿Te divertiste y ejercitaste a la vez? ¡Escribinos por Instagram por @ReebokWomenLatam y contanos!

Running / octubre 2017
Ali Cerasuolo, Global Newsroom
Etiquetas