alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Estilo / mayo 2018
Danielle Rines, Global Newsroom

Millinski comparte su visión del futuro de la moda y el calzado

La historia del diseñador y emprendedor parisino Alexandre Dalliance, también conocido como Millinsky, está llena de pasión e inspiración creativa de la calle.

En 2014, con tan solo 18 años Millinsky sabía exactamente lo que quería y se entregó con una fe ciega. En sus inicios, formó parte de NASASEASONS,un grupo conocido por organizar increíbles fiestas clandestinas de música house inspiradas en la cultura neoyorkina de los años 90.

A medida que la reputación de las fiestas en París, Nueva York y LA fue creciendo, Millinski vio una oportunidad para sacarle provecho a esa chispa y así nació la línea de ropa NASASEASONS. La línea es una colección de gorras y remeras inspiradas en frases creativas del movimiento cultural juvenil del momento.

“He vivido en París y Nueva York, y visito LA con frecuencia”, dice Millinski. “Me parece increíble ver a las subculturas y a la gente en la calle. Por ejemplo, si voy a La Republique en París, donde todo el mundo anda en patinetas, me inspiro en sus estilos y personalidades, y luego voy a un concierto de rock en Arizona y ahí veo un estilo totalmente distinto. Tomo todas las personalidades y estilos, y los proyecto en mis diseños y conceptos”.

Al caminar por las calles de París, epicentro de la moda y la cultura, Millinski le imprime un toque personal al estilo que usa, cuando no está en algún desfile de moda luciendo las Reebok Classic DMX Fusion, un modelo andrógino que exuda modernismo y expresividad.

“Creo que en la actualidad más calzados y marcas en general están optando por un look sin una identidad de género definida, y las DMX Fusion son un auténtico reflejo de eso”, comenta. “El blanco y negro son colores universales con los que se identifican ambos géneros, y su forma urbana, aerodinámica y un toque deportiva le queda bien a todo el mundo”.

La colección de gorras de Millinski empezó a tener mayor éxito desde que decidió contactar directamente a algunas celebridades a través de Instagram para pedirles que usaran sus artículos. Ahora los han usado decenas de celebridades y se pueden encontrar en tiendas en Estados Unidos, Europa y Asia. Se podría decir que la reputación de Millinski en el mundo de la cultura urbana ha llegado a un punto de notoriedad global en los últimos años. 

“Creo que lo más interesante de la ropa urbana es su autenticidad”, dice. “Hoy en día no existen las subculturas físicas, y los jóvenes compran para sentirse parte de una subcultura. Consumen y usan marcas como Reebok que los unen a una verdadera herencia y subcultura”.

Millinski, que sabe bien por dónde van las últimas tendencias, opina que se está disolviendo el criterio que estipulaba que las marcas crearan prendas específicas para hombre y mujer. 

“Esto viene pasando desde hace cinco años, y creo que cada vez más diseñadores se perfilan a crear diseños unisex. De hecho, en Asia, Europa y América, los chicos y las chicas se visten casi igual”, explica.

La creatividad de Millinski se refleja en su estilo personal y en su trabajo. No les tiene miedo a los riesgos, y su trabajo representa la manera en que la moda ha evolucionado para convertirse en una verdadera forma de expresión artística.

“Me gusta el diseño que saldrá en unos cuantos meses: está basado en un hotel que frecuento en LA, y lo que hice fue transformar el logo en una especie de escena fiestera, muy rock and roll”, comenta. “Me gusta convertir algo que la gente identifica en algo muy loco”. 

¿La historia de Millinski te inspiró a crear nuevos looks con tus DMX Fusion? ¡Escribinos a @ReebokClassicLatam y contanos!

Estilo / mayo 2018
Danielle Rines, Global Newsroom
Etiquetas